7 mar. 2009

Vivir, vivir

Según el estado latente de mis extremidades y a pesar de que en todos sus términos la hoja perenne debía aún pendular y no es el caso, debo hacer un somero cálculo, para saber las probabilidades de éxito que tengo, pues por pueril e injustificado que parezca mí diagnostico, de la situación intrínseca del momento, de seguir bajo los auspicios de las repetidas tormentas, es que corro el serio peligro de dar con todo mi cuerpo en tierra y la verdad, no me satisface en absoluto, así es que he jurado por mi honor, que trataría de revitalizar todo este organismo que sostengo y a tal fin, he lanzado mis remates subterráneos, en la búsqueda de los nutrientes necesarios, para que cuanto antes comiencen a brotar esos renuevos, que alegren el corazón de los mortales y a mí me den la prestancia precisa.
Noto bajo mi planta, que el terreno se ha vuelto esponjoso y tolerante con el desplegar de mis fibras. Que el follaje otrora impávido y perpetuo, comienza de nuevo a luchar por abrirse al sol y hasta me parece escuchar otra vez, el trinar de los pajarillos que acostumbraban a montar su hogar aquí. Quizá esos mismos que picotean la verdura, quieran anidar en mí. Tal vez en algún lugar del manuscrito de la vida esté escrito, que ésta será siempre posible, si mantenemos el equilibrio con nuestra madre Naturaleza.

12 comentarios:

fonsilleda dijo...

Eusebio, esplendido. Me ha parecido un argumento esgrimido por un vegetal en perfecta armonía, consigo mismo, con sus ganas de vivir, y con la tierra de la que toma alimento y sostén.
No sabía si reir o llorar porque fueras capaz de ponerte en su lugar.
¡Fantástico!
Bicos

Balteu dijo...

Pues sí, asumo el papel de árbol en este escrito y me alegra mucho que te guste paisana, porque donde estuvo expuesto, nadie pareció apreciarlo.
Gracias por leerlo, apreciarlo y ponerme este comentario.

Un racimo de bicos.

fonsilleda dijo...

Es que a mi me parece de lo más original que has escrito. Te lo aseguro.
¿Dónde lo habías puesto en GB?

Balteu dijo...

Sí, lo puse en "Vamos a contar historias" y creo que pasó desapercibido, aún está allí.
Me alegra mucho que te guste.

Un racino de bicos para ti.

Dante dijo...

Realmente un relato más que original. Impecable como lográs ponerte en la piek de la naturaleza a la hora de contarlo desde ese sitio. Muy bueno. Un gustazo leerlo.

Balteu dijo...

Muchas gracias amigo mío, me alegra que te guste.

Un abrazo.

MaRioSe dijo...

Qué bien escribes... te acabo de encontrar y me pregunto:
¿Dónde estabas?
¿Eres el de grupobúho?
La culpable es Pilar (bueno, quizás más bien mi curiosidad) porque de su página vine a la tuya, como si de jugaramos a la oca.
De oca a oca y tiro porque me toca. :)
Seguiré viniendo, si me lo permites.

Balteu dijo...

Hola MaRioSe, bienvenida a mis letras, me alegro de verte por aquí, sí soy de grupo búho y no hay problema, no buscaré culpables de nada, porque este es un agradable encuentro, siempre es agradable encontrar un compañero del grupo, por mis blogs y ese juego de la oca me encantaba de niño.
Será un placer para mí encontrarte por cualquiera de mis blogs.
Muchas gracias por venir, leerme y poner este simpático comentario.
Me alegra que te guste mi escrito.

Un bico.

Manel Aljama dijo...

Es la primera vez que paso por el blog. Lamento no haberlo hecho antes pero el tiempo no pasa (pasamos nostros). Es sobrio y precioso.

Me ha encantado esa personificación del árbol: "Noto bajo mi planta, que el terreno se ha vuelto esponjoso". Deseemos que las raíces no encuentren un muro hormigón...

Volveré a por más.

Balteu dijo...

Bienvenido a mi blog Manel, es un placer grande encontrar un compañero por mis letras. Me alegra mucho que te guste y espero en breve devolverte la visita.
Muchas gracias por leerme y por el simpático comentario.
Vuelve cuando quieras, será un placer para mí.

Un abrazo, compañero.

Zoe dijo...

A veces los escritos, los poemas, los árboles y las personas pasan desapercibidos para algunos ojos, pero siempre puede haber alguien mirando por las rendijas y lo más importante sabiendo ver...

Me gustó muchísimo, como comprobaste los árboles tienen para mí algo especial...los árboles siempre esperan, siempre están ahí , quizás...

Me alegró mucho el encuentro con vosotros, un verdadero placer que espero se pueda repetir... teneis un precioso entorno, mar, tierra, agua...una envidia...

Te seguiré por este otro lado a mi regreso...

BICOS

Balteu dijo...

Sí, tienes razón compañera, en todo lo que me pones y ya comprobé que efectivamente los árboles tienen algo especial para ti y me alegro por ello, siempre es un gusto estar con alguien que aprecia el valor de la naturaleza.
También a mí me encantó conocerte y espero verte en más ocasiones, es un gran placer charlar contigo, sabes que serás bienvenida.

Un racimo de bicos para ti.

Website Translation

El arco iris del Autismo

Seguidores